Publicaciones

Por, Entre y Para, más que preposiciones, proposiciones de actitud necesarias en todos

Esto fue publicado originalmente el 24 de marzo de 2017 pero consideramos de importancia rescatarlo, ya que su vigencia perdura y deseamos usted opine al respecto, no deje de comentar al final.

Cada día es una nueva oportunidad de aprendizaje, porque nos enfrentamos a tomar decisiones desde lo más insignificante, como pudiera ser elegir qué vestir para sentirse a gusto, a cosas tan trascendentales como irse a otro país a comenzar una nueva vida, porque se te impide desarrollarla en la tierra que naciste, según como se reporta que Venezuela es el sexto país con personas menos libres y séptimo menos generosas.

Todas estas decisiones, en mayor o menor proporción son un reto, ya que en algún momento veremos las consecuencias de las mismas, a partir de dichos resultados juzgaremos si fue Positivo, Negativo o Interesante; recuerdo que en mis tiempos de escuela a eso le llamaban el PNI patrocinado por el extinto Ministerio para el Desarrollo de la Inteligencia, pero no de esa “inteligencia” del espionaje, sino de la búsqueda del pensamiento crítico desde niños, aprendiendo a evaluar cada decisión buscando esas tres variables en cada situación.

De esas tres variables, lo más usual es que las personas se centren en valorar sólo lo Positivo e Interesante, y decantar lo Negativo, pero muchos no consideran que al descartar las cosas negativas se están perdiendo de lo más importante. Cuando alguien gana algo es fácil celebrarle, reconocerle que acertó, fue Positivo e Interesante ¡Bravo! pero cuando alguien produce resultados negativos es otra historia, se le descalifica, se le ofende, incluso se burlan por sus errores, por supuesto, resultado de su inexperiencia, no de su mediocridad que es muy diferente, porque alguien se puede preparar mucho en algo y sin embargo no obtiene los resultados positivos, y otros sin preparación alguna asumen retos sin importar las consecuencias, de ése tipo de mediocre no va el asunto, es sobre ése quien se prepara, planifica, estudia y experimenta pero los resultados son Negativos.

La maravilla de los resultados Negativos es que nos demuestran que esa alternativa ya no sirve, por lo tanto, se tiene una prueba de algo que no hay que repetir, porque como bien dijo el sabio Albert Einstein “si quieres resultados diferentes, haz las cosas diferentes.” Ya el hecho de saber que una ruta no sirve es un grandioso paso, ahora viene el encontrar la ruta para hacerlo diferente, y como ya se sabe lo que no funcionó, queda probar otras opciones, eso es lo que nos permite mejorar, evolucionar, encontrar nuevas opciones basados en nuestros errores, todo aspecto de la vida se relaciona con esa fórmula, cuando aprendemos a caminar, no salimos corriendo inmediatamente, se dan pasos, se cae y ¡se levanta! hasta que se camina y se corre, pero los golpes no están exentos, de los cuales nos recuperamos, a eso es lo que llaman resiliencia, propiedad física de los materiales para retornar a su estado original a pesar de las adversidades, pero nunca nos quedamos tirados en el piso para no seguir intentando; levantarnos y seguir intentando, ésa es la naturaleza humana.

Todo esto es evidencia que cada persona es la única responsable de lograr la meta, de lograr su aprendizaje y desarrollar su máximo potencial, con el ejemplo de caminar lo vemos fácilmente, el niño puede tener personas apoyando, animándolo, facilidades de todo tipo como andaderas y demás, pero si el niño no quiere o no está de humor, nada pasa. A esa manera de estar alguien dispuesto a comportarse u obrar, o a la postura del cuerpo que revela un estado de ánimo, lo encontramos definido en la Wikipedia como Actitud, sin ella en cada persona nada se logra, podemos usar muchos recursos externos, facilidades, motivación e inclusión en la participación, innovando con estrategias apoyadas en las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) que si son de la Web 2.0 a la X.0 no es lo que importa, todo es cuestión de Actitud.

La actual sociedad es producto de nuestra Actitud, vea a su alrededor y decida usted si es buena o mala, si le gusta lo que ve pues mantenga su actitud, pero si no le gusta ¡es el momento de cambiar su actitud! porque aunque no lo perciba de esa manera, cada uno de nosotros es directamente responsable de su entorno, nadie más, no busque culpables, busque responsables, y al principal lo encontrará fácilmente en el espejo.

Esa persona del espejo es la primera que debe cambiar su Actitud si desea que su entorno cambie. Momento importante para decir que esto no es fácil, pero si se logra, por cierto nada es fácil en la vida, todo requiere de un esfuerzo para ser ganado, nadie recoge cosecha sin sembrar ni regar la siembra, así que no debemos dejarnos engañar esperando que otros resuelvan los problemas de nuestro entorno, sólo si nos involucramos, lo lograremos.

Recordando la definición, para cambiar se debe estar dispuesto a comportarse u obrar, es decir hacer algo al respecto, como empezar a participar, ¿dónde? en los espacios de su entorno que estén a su alcance, si está leyendo esto seguramente cuenta con conexión a Internet, entonces tiene la información del mundo a su alcance, como nunca antes un ser humano ha tenido esa posibilidad, venimos de una cultura donde hasta hace unos pocos de cientos de años atrás el libro más vendido del mundo actualmente y el que ha sido traducido a la mayor cantidad de idiomas hasta ahora, era prohibido para su lectura por cualquiera, hasta cuando apareció la imprenta, tecnología que hizo posible masificar su lectura y democratizar su contenido como nunca antes, ahora tenemos algo más poderoso, es el momento de usarlo.

Como inicialmente quien debe cambiar es cada individuo, es imperativo que sea realizado Por cada uno, sino nada se logrará, la cadena es tan fuerte como su eslabón más débil, la unión hace la fuerza, entre muchos otros dichos coloquiales evidencian en la sabiduría popular, la importancia de cada elemento dentro de un conjunto. Luego viene la interacción e intercambio Entre otros individuos, que se reconozcan mutuamente con intereses y objetivos semejantes, quienes luego actúan como nodos de una red, es decir InterConectados, pudiendo intercambiar información entre todos, es decir la actitud inicial asumida de forma individual pero realizada por un conjunto o grupo, los dedos cerrados hacen un puño, una mano lava a la otra y ambas lavan la cara, de nuevo la sabiduría popular evidencia la importancia del trabajo en equipo en forma colaborativa. En ese momento es cuando el entorno puede empezar a cambiar, sin embargo, por ser enormemente necesario, la proposición es que la Actitud asumida Por todos y Entre todos finalmente alcanzará el beneficio Para todos.

4 comentarios en “Por, Entre y Para, más que preposiciones, proposiciones de actitud necesarias en todos

  1. Interesante artículo, yo agregaría que el cambio trascendental comienza cuando cada persona revisa sus creencias y su relación con su emocionalidad de manera de poderse explicar sus conductas y las consecuencias asociadas a ellas; de modo que el cambio de la sociedad debe empezar por la revisión del marco de valores y creencias, para poder valorar el comportamiento colectivo y de esta forma iniciar un modificación sincera de la conducta colectiva, de manera te obtener como consecuencia una calidad de vida más grata, sustentable y sostenida.

    1. Gracias Joel por tu valioso aporte! lo has dicho fabuloso, porque sólo haciendo esa introspección se puede valorar si se modifica el propio comportamiento y luego es cuando se puede aportar al colectivo. Esperemos muchos lean esto que hablamos y puedan estar más cerca de hacerlo, porque es urgente lograr que muchos lo hagan y cambiemos entre todos nuestro entorno en favor de todos, por, entre y para todos!

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.