Publicaciones

La colaboración ciudadana

El sueño de nuestra Fundación InterConectados no es otro que el ayudar a promover el uso de las TIC para facilitar el empoderamiento de los ciudadanos y sus comunidades. Lo anterior, porque las TIC se prestan para lograr obtener la información requerida, organizarla y generar los procesos de discusión necesarios para tomar decisiones orientadas a resolver problemas, como se refleja en la siguiente Figura.

Figura 1.- El sueño de InterConectados

Para lograr lo anterior, en la práctica enfrentamos una serie de problemas entre los que quisiéramos destacar los de origen cultural, por afectar ellos a lo que pudiesen ser los procedimientos a seguir para lograr los aprendizajes que se persiguen.

Figura 2.- Obstáculos para el logro del sueño

Como se indica en la figura 2 la información es poder, y en una sociedad altamente vertical y motivada al poder, como la latinoamericana, es necesario aceptar, comprender y actuar frente al natural rechazo de las figuras de poder (docentes, líderes sociales) ante el tener que aceptar que desconocen herramientas como las TIC. Esto a su vez genera problemas a la hora de divulgar esos aprendizajes en la ciudadanía en general, ver por ejemplo nuestro trabajo anterior en esta bitácora (blog en inglés).

Como quiera que el reto es educativo, y al final buscamos la colaboración necesaria entre los diferentes actores (ciudadanos, decisores, docentes) hemos revisado la literatura buscando apoyos para comprender y definir la tarea entre manos. Un artículo interesante y pertinente es el titulado “La colaboración en la red: hacia una definición de aprendizaje colaborativo en entornos virtuales”. Publicado en el 2013 por Montse Guitert y María Pérez-Mateo y citado 66 veces en Google Académico al momento de escribir esta nota, la investigación pretende definir el aprendizaje colaborativo, pero en el proceso nos recuerda que el trabajo en equipo es una competencia genérica, y abunda sobre los beneficios del trabajo colaborativo…”Roberts (2005) agrupa los principales efectos que el aprendizaje colaborativo puede aportar a los estudiantes de la siguiente manera: 1‚·Académicos, puesto que enfatiza en la participación y construcción activa de conocimiento, promoviendo habilidades de alto orden de pensamiento e incrementando los resultados de la clase; 2‚·Sociales, teniendo en cuenta que fomenta la creación de una atmósfera positiva para el aprendizaje a la vez que permite desarrollar un sistema de apoyo social para los estudiantes, fomentando la comprensión y enseñanza entre ellos; 3‚·Psicológicos, ya que desarrolla actitudes positivas hacia los profesores y puede incrementar la autoestima de los estudiantes” Adicionalmente los autores se pasean por los problemas de utilización de los términos Colaborar o Cooperar y generan una definición basada en la estructuración del problema en base a los parámetros en la siguiente Figura 3 (tomada directamente del trabajo de Guitert y Pérez-Mateo).

Figura 3.- Grados de colaboración

“Basándonos en lo expuesto anteriormente, definimos la colaboración de alta intensidad como: Un proceso compartido, coordinado e interdependiente, en el cual los estudiantes trabajan juntos para alcanzar un objetivo común en un entorno virtual. El aprendizaje colaborativo se basa en un proceso de actividad, interacción y reciprocidad entre los estudiantes, facilitando la construcción conjunta de significados y un avance individual hacia niveles superiores de desarrollo”

En InterConectados creemos que este tipo de marco teórico puede apoyar el desarrollo de redes colaborativas interdisciplinarias abocadas al estudio (investigación) de diferentes problemas en nuestras comunidades. Le invitamos a expresar su opinión y.considerar la posibilidad de adelantar sus investigaciones dentro del marco general de nuestra red colaborativa.

5 comentarios en “La colaboración ciudadana

  1. Excelente artículo, desde mi perspectiva está muy claro que actualmente no hay cultura colaborativa, menos aún saber colaborar, la cultura humana históricamente promueve ancestralmente la competencia por ser el mejor o el más poderoso, muchos ejemplos son de formas de alcanzar poder o fama por medios no honrados, sin importar perjudicar a muchos con tal de vivir de lo mejor y si es sin trabajar mejor, basta con revisar la historia de reyes para ver cómo se adueñaron de cosas que no eran suyas sin importar la cantidad de muertes, vulgares ladrones llamados conquistadores, sólo en las sociedades tribales se veía un comportamiento colaborativo, donde todos eran importantes, los ancianos aportando sabiduría y orientación al logro del beneficio de la tribu, pero los conquistadores consideraron éso como atraso ya que sólo les interesaba su propio beneficio, de allá a estos tiempos poco ha cambiado, aún hay quienes dicen sálvense quien pueda, mientras yo esté bien que los demás se mueran, éste comportamiento nos ha traído a la decadencia del modelo conquistador, veamos si las consecuencias que vivimos hacen valorar lo que significa colaborar e integrarse a otros para el beneficio real de todos. Pero como hablamos de que se necesita un cambio cultural, necesitamos primero manejar el lenguaje adecuado para que la cultura cambie realmente desde sus actores, publicar cosas para que el público digiera, por eso si apuestan a lo colaborativo, les invito a redactar como mamá pájaro, que predigiere y regurgita a sus pichones, porque si mantenemos un lenguaje elevado y académico, además que la persona deba analizar las palabras, pues no lograremos que la mayoría nos identifique como de ayuda, una pista es que redacten las cosas como si le estuvieran echando el cuento a un amigo, tomándose un café o un ron, la idea es usar lenguaje llano, claro y directo, claro manteniendo formas de citas y demás aspectos, pero que el lector sienta está hablando con un amigo y no con una figura de autoridad y de conocimiento que le adoctrine y diga qué es bueno y qué es malo. Sé que no es fácil de lograr cuando todos venimos de un medio académico con un paradigma definido, pero ésas son las cosas que hay que romper para poder lograr los cambios que se necesitan, como el comportamiento nos define, veamos quienes apuestan a lo colaborativo comentando al respecto y sea un tema nuevo para otra publicación.

      1. Muy acertada la nota a recordar sobre tetrahidroisoquinolinas, allí también opiné sobre la simplificación del lenguaje, lo que apoya mi línea de argumento en el tiempo, espero muchos lean y estén de acuerdo con empezar a redactar de esta manera para difundir conocimiento para todo público.

  2. Hay un marco teórico que planteó el siglo pasado la sociólogo alemana Elizabeth Noelle Neuman, que ella llamó «El Espiral del Silencio». Es una explicación o aproximación al fenómeno de autocensura en la opinión publica, a partir del ejercicio del poder de las minorías.

    Sí combinan esa teoría, con la de su contemporáneo y coterráneo Hunger Habermas, que plantea la explicación del mismo fenómeno, pero desde la propia estructura del poder político, tienes dos aristas claras las cuales son las barreras culturales del proceso colaborativo y participativo de la ciudadanía, que ustedes asertívamente asocian al poder (estructurado)de la información.

    Finalmente sí a esas dos anteriores le suman una tercera, que es la máxima de Marshal Mc Luján (Padre del termino Aldea Global): «El Medio es el Mensaje», quizás tengamos un mapa de ruta para sortear en la postmodernidad digital, las inhibiciones en el comportamiento ciudadano (deberes y derechos), las cuales son el motor principal de los procesos de construcción social, que una plataforma como Interconectados, plantea dentro de una red de formación e información sinérgica.

    Ese es el triple modelo teórico del Observatorio de Observatorio de Salud S.C.Observatorio de Salud S.C. Odesa, que bien comparto con ustedes en este debate. Saludos cordiales.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.