Publicaciones

¿Cuál estrategia utilizar en la investigación colaborativa?

Hablábamos en un nota anterior de empoderar mediante conocimiento útil, una expresión que indica no solo la voluntad de investigar para obtener más conocimiento, sino que conlleva el obtener más conocimiento para transformar una realidad. Nos referimos entonces a aspectos éticos y valores, a políticas públicas y procesos administrativos, en adición al hecho investigativo tomado aisladamente. En la literatura académica existen materiales que aspiran a desarrollar aspectos metodológicos para enfrentar este doble reto de generar conocimiento para utilizarlo en entornos sociales específicos, y con ello incidir en las políticas públicas.

Un ejemplo es un artículo reciente sobre el desarrollo de métodos mixtos para realizar investigaciones participativas basadas en la comunidad, el cual  concluye con las siguientes lecciones aprendidas en el proceso:

  1. – Los paradigmas transformadores requieren el desarrollo de valores y acuerdos compartidos para interactuar con las múltiples epistemologías que buscan equidad y justicia social dentro de las investigaciones que reúnen a diferentes investigadores.

2.-Serendipia y flexibilidad son a menudo los mejores aliados del investigador para garantizar la rendición de cuentas a la propia investigación y a la comunidad. Un enfoque flexible basado en los retos que se enfrentan a la hora de la implementación de la investigación permite a los investigadores tomar decisiones en forma permanente, de manera de poder responder las preguntas de investigación nuevas y en evolución que puedan surgir a lo largo del proceso.

3.-La metodología mixta es sumamente poderosa a la hora de estudiar fenómenos complejos, particularmente cuando se conceptualiza desde el inicio del diseño hasta el análisis final, con la integración lográndose en los propósitos de la investigación, los marcos conceptuales y teóricos, las preguntas de investigación, y la elección de los métodos.

Las mencionadas lecciones derivadas de la aplicación de métodos mixtos se pueden integrar dentro del “paradigma transformador” propuesto por Mertens (ver por ejemplo su artículo citado más de 600 veces desde el 2007) que especifica: “El paradigma transformador con sus supuestos filosóficos asociados proporciona un marco para abordar la desigualdad y la injusticia en la sociedad mediante estrategias culturalmente adecuadas de métodos mixtos. El reconocimiento que las realidades se construyen y modulan por valores sociales, políticos, culturales, económicos y raciales o étnicos indica que poder y privilegio son determinantes importantes de cuál realidad debe ser privilegiada en un contexto de investigación determinado… Las metodologías mixtas transformadoras proporcionan un mecanismo para abordar la complejidad de la investigación en ambientes culturales complejos que pueden proporcionar una base para el cambio social.”

También existe la visión desde la “integración y aplicación de conocimientos” (I2S, Integration and Implementation Sciences), a la cual nos hemos referido en múltiples notas anteriores (ver por ejemplo  nota 1 y nota 2). En tanto que disciplina que provee conceptos y métodos para desarrollar la gestión de investigación sobre problemas complejos del mundo real mediante el apoyo a investigadores en equipos multi y transdisciplinarios, este enfoque aspira a lograr:

  • Síntesis de conocimiento por disciplinas y por actores involucrados.
  • Comprensión y manejo de diversos desconocidos (gestión de la ignorancia), y
  • Generación de investigación integrada para apoyar cambios de políticas y de prácticas sistemáticas derivadas de esas políticas.

En cualquier caso, los promotores de proyectos colaborativos e interdisciplinarios de investigación deben atender y resolver los retos planteados por las investigaciones de este tipo, como son la validez interna, los beneficios reales que pudieran lograrse al traducir los resultados a situaciones diversas de salud, productividad o interacción ciudadana y las interacciones típicas de los “problemas anidados” de Elinor Ostrom a las que hacemos referencia en una de las notas ya mencionadas. Un reto importante a la hora de tratar de ejecutar este tipo de investigaciones es el de los ambientes donde culturalmente se dificulta la generación de equipos colaborativos eficientes. Es por ello que propugnamos que los investigadores se formen en estos enfoques lo más temprano posible (nos referimos a incorporarse a este tipo de equipos desde el pregrado, tesis o servicio comunitario, o los estudios de postgrado,maestrías y doctorados), aunque el postdoctorado sea un nivel óptimo también para avanzar en el reto de generar conocimiento para ayudar a resolver los problemas de nuestras comunidades.

Nuestros Cursos Abiertos Masivos En Línea, en secuencia, intentan facilitar a los interesados el abordaje de estas metodologías en forma sistemática, desde la iniciación al dominio de las TIC hasta la conformación de equipos eficientes colaborativos multidisciplinarios. Le invitamos a expresar su opinión y considerar la posibilidad de adelantar sus investigaciones dentro del marco general de nuestra red colaborativa.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.