GlosarioPublicaciones

Acicate: ejemplo práctico

Es una palabra de origen árabe, Del ár. hisp. *[muzíl / ráfi‘] assiqáṭ ‘quita flaquezas’.

  1. m. Espuela para picar al caballo provista de una punta aguda con un tope para que no penetre demasiado.
  2. m. Incentivo o estímulo.

En el sentido de incentivo o estímulo para la investigación existen casos interesantes en la literatura. Tenemos por ejemplo el de la Junta de Longitud (en inglés Board of Longitude) que fue convocada en 1714 por el Parlamento Británico.

La tarea de la comisión de expertos formada fue la concesión de contratos de investigación y el control de las tasas de los préstamos para la solución del problema de determinación de la longitud.  Fue disuelta en 1828 sin haber entregado el premio ofrecido, a pesar de considerarse que el problema ya había sido resuelto. Sobre este problema se ha generado una miniserie basada en la novela de Dava Sobel que  “narra la historia del científico y relojero escocés John Harrison, un genio solitario cuyos logros fueron rechazados por la élite científica de su tiempo, pero que consiguió resolver un problema aparentemente imposible: descubrir un método que permitiera a los marineros determinar la longitud exacta de su posición en el mar. No se trataba de ninguna curiosidad excéntrica: antes de descubrir la longitud, los barcos solían desviarse tanto de su rumbo que los marineros morían de inanición o de escorbuto antes de haber alcanzado ningún puerto. Necesitaban mucha suerte para llegar a su destino, ya que ninguna nave contaba con métodos fiables para establecer su posición en alta mar.”

Caso práctico vigente: La ignorancia como acicate para la investigación es mucho más efectiva que la soberbia o el orgullo, la soberbia intenta ocultar la ignorancia. “Un caso de estudio: Menores en Circunstancias especialmente difíciles” (pág. 306-308 en Ordóñez V., L.  Ciencia y Tecnología: Instrumentos de cambio social, en: COPRE (Comp.), Ciencia y Tecnología en Venezuela: Un Reto, una Esperanza, 12. (1992).

Pregunta: ¿Cuantos problemas en su país han merecido el que se creen fondos específicos para que sirvan como estímulo para su estudio?

3 comentarios en “Acicate: ejemplo práctico

  1. Arístides Bastidas escribió en su columna “La ciencia amena” (palabras más, palabras menos) que en las bibliotecas de las universidades estaban las tesis para lograr el desarrollo del país. Unicamente había que ponerlas en práctica.

    1. Don Valentín> varias preguntas me vienen a la mente:
      1.- ¿Está seguro? Muchas tesis son sobre problemas domados, no sobre problemas “espaguetti” (problemas complejos a ser investigados)
      2.- ¿Cómo se entera el que lo necesita, que el problema ya ha sido estudiado (y resuelto? este problema también requiere ser estudiado, el de movilización de conocimiento en nuestra sociedad (problema de sistemas).
      3.- ¿Cuantas veces ocurre que el que debe resolver el problema parte de la base de que puede hacerlo solo, y que todo lo anterior no sirvió para nada (el problema cultural)?

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.