Ser emprendedor se parece al oficio de investigador científico

Uno de los enfoques que más me ha llamado la atención en el curso del profesor de Stanford, Chuck Eesley, sobre emprendimientos, es el simil que el elabora entre un experimento científico y un emprendimiento.

Chuck nos relata como un emprendedor genera una hipótesis, igual que un investigador, basado en sus conocimientos e intuición. Luego el emprendedor debe comprobar esa hipótesis, igual que un investigador diseña un experimento, y llegar a conclusiones que ratifican la hipótesis o le obligan a cambiarla…. Y así sucesivamente hasta generar un modelo que cada vez se acerca más a la realidad.

Y es entonces, cuando después de haber tenido una idea, y comprobarla en el terreno con los clientes, y alterarla para que se ajuste a lo que realmente se necesita, y finalmente intentarla en el mundo real, el equipo de investigadores puede … (perdón de emprendedores), puede celebrar que gracias a su ingenio, y su esfuerzo, han descubierto una nueva forma de llenar los vacíos que requieren ser llenados, tanto de informacióm como de productos y servicios que requiere una sociedad.

¿Será por eso que el ser emprendedor llama tanto la atención a los buenos estudiantes?

Acerca de InterConectados

Investigador y docente en el área de la movilización de conocimiento entre la universidad y la sociedad. Interacciones individuo-universidad-sociedad como sistema complejo.
Esta entrada fue publicada en Publicaciones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *