Los emprendedores: dos visiones, una sola realidad.

Para construir sueños anclados en la realidad los emprendedores deben poseer una serie de competencias y habilidades entre las que destacarían la capacidad de imaginarse historias y poder contarlas (van a tener que convencer a muchos en el camino), la de generar redes con otros individuos (conectividad necesaria para enlazar proveedores, socios y clientes en forma eficiente), la de obtener información (tanto externa a su emprendimiento (leyes, reglamentos y demás) como internas (competencia, productos preferidos, mercados, etc.)), la de negociar (todo el tiempo, en todas las etapas, con todos los relacionados), incluso la capacidad de poder discernir adecuadamente entre alternativas, además de contar con los conocimientos suficientes de gestión de proyectos y procesos.

Un corolario importante es que una sola persona no necesariamente deberá contar con todas estas características, pero si es positivo el armar equipos que cuenten en su seno  con estas variadas y a veces  disimiles competencias y habilidades. Sin embargo, y volviendo a los enfoques que resaltan las individualidades sobre el equipo, se ha llegado incluso a plantear que existirían tipos de personalidades (basadas en los Tipos Psicológicos de Jung) que serían preferibles sobre otros tipos, a la hora de tener o no mayores garantías de éxito en los emprendimientos que se adelanten.

Tomado de: http://issuu.com/lordonezv/docs/manual_de_comunicaci_n_digital/1Lo que suele suceder con frecuencia sin embargo, es que al tratar de analizar las características personales de emprendedores en particular, cada observador destaque algunas de ellas sobre las demás, llevando a imágenes que, aunque ciertas, no arrojan suficiente luz sobre el fenómeno que se trata de entender. Estas visiones desde perspectivas diferentes pueden incluso llevar a pensar que existen condiciones diferentes, o ambientes diferentes, que estimulan o favorecen características específicas de personalidad conducentes al éxito de los emprendimientos, cuando en realidad son las condiciones y características integrales las responsables finales del éxito o el fracaso de cada emprendimiento en particular.

Si aspiramos a que nuestras sociedades se llenen de emprendedores exitosos debemos intentar conocer todas estas condiciones positivas para el éxito de los emprendimientos, y tratar de difundirlas a través de la educación formal e informal, a efecto de promoverlas entre los candidatos interesados o que pudiesen interesarse, para poder así desarrollar racionalmente las capacidades emprendedoras de nuestros ciudadanos. Aferrarnos a visiones parciales de la realidad no es el camino correcto para lograr los grandes objetivos planteados.

Acerca de InterConectados

Investigador y docente en el área de la movilización de conocimiento entre la universidad y la sociedad. Interacciones individuo-universidad-sociedad como sistema complejo.
Esta entrada fue publicada en Publicaciones. Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a Los emprendedores: dos visiones, una sola realidad.

  1. He conocido emprendedores que desarrollan con bastante éxito su negocio, sin asociarse con personas de su mismo nivel ni formar equipos permanentes de trabajo. Sin embargo, no conozco caso alguno que haya logrado llegar más lejos, por ejemplo internacionalizar su empresa o hacerla crecer significativamente en sus mercados naturales, sin formar un equipo nuclear de socios y gerentes.
    Generalmente hace falta un grupo promotor con destrezas y capacidades complementarias en tres ámbitos: (1) mercadeo y ventas, (2) operaciones y logística y (3) administración y finanzas. Es muy difícil que una sola persona domine los tres ámbitos. El primer desafío de un emprendedor es conformar ese equipo ideal de personas que comparten y apoyan su visión.

    • wpinterconectados dijo:

      Totalmente de acuerdo, aunque añado un detalle: las investigaciones sobre conformación de equipos para iniciar emprendimientos exitosos muestran dos variantes. En una de ellas el equipo se complementa de acuerdo al esquema que indicas, pero en la otra, sobre todo los de alta tecnología, los equipos están conformados por individuos con las mismas habilidades y conocimientos (ingenieros de computación, por decir algo) que sencillamente venden sus productos a empresas organizadas en formas mas tradicional, podemos imaginar en nuestro medio un emprendimiento de tallistas de madera, que venden toda su producción a un emprendimiento especializado en la comercialización de artesanías.
      Pero la conformación de equipos eficientes es fundamental en cualquier proceso que persiga masificar la aparición de emprendimientos en nuestro medio, la otra alternativa los emprendimientos individuales requieren de figuras cuasi-heroicas, muy respetables, pero difícilmente susceptibles de ser reproducidas en masa.

Deja tu comentario