La promesa de internet

Al igual que en el famoso artículo de C. Wright Mills, escrito en 1959, existe una promesa básica en Internet, y no es otra que el lograr una sociedad mucho mas igualitaria y en capacidad de luchar efectivamente contra la pobreza.

Basada en la posibilidad de las tecnologías digitales como instrumentos excepcionalmente adecuados para promover la distribución eficiente de la información de manera barata, y en el surgimiento de culturas colaborativas como producto de su uso, que pudiesen potenciar la incorporación eficiente de esa información en el bagaje cognitivo de los ciudadanos, internet nos ofrece la posibilidad de alterar profundamente el devenir de la historia. No es muy distinto de lo que nos ofrecia en su momento la sociologia en palabras del autor antes mencionado: “lo que ellos necesitan (la gente), y lo que ellos piensan que ellos necesitan, es una cualidad de la mente que los ayude a utilizar la información y a desarrollar la razón con el objetivo de alcanzar sumatorias lucidas de lo que pasa en el mundo y de lo que puede estar pasando dentro de ellos mismos. Es esta cualidad…   …lo que podría llamarse la imaginación sociológica”  (What they need, and what they feel they need, is a quality of mind that will help them to use information and to develop reason in order to achieve lucid summations of what is going on in the world and of what may be happening within themselves. It is this quality,… … what may be called the sociological imagination.)

Y sin embargo, estamos aún muy lejos de poder desarrollar en Internet estrategias tan sencillas como las desarrolladas por Lyra Srinivasan en su método SARAR para promover el papel de la mujer en el abastecimiento del agua y el saneamiento, o de convertir esas estrategias en instrumentos para la participación de la comunidad como se logró en el Manual para la capacitación de capacitadores en técnicas participatorias, publicado por el Banco Mundial y el PNUD, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, editado en español en el año de 1993 en base a su versión original del ingles en 1990 (no hemos logrado obtener versión digital en la web de este documento).

De manera que cualquier proyecto que pretenda utilizar Internet para lograr el desarrollo en comunidades pobres debe poder cumplir la promesa de hacerlo mas eficientemente, a mas bajo costo y en mayor profundidad que lo que se ha podido lograr hasta ahora. Y esto, todavía estamos lejos de lograr con las actuales metodologías y estrategias. Pero avanzamos rápidamente con conceptualizaciones como la del Conocimiento Conectivo de Siemens y Downes y con experimentos como los CAMEL de nuestra fundación interconectados, en la búsqueda de maneras de hacer realidad el sueño de empoderar a los grupos mas deprimidos para ayudarlos a lograr su propio desarrollo. Esa es la promesa de Internet que anhelamos ver cumplida.

Be Sociable, Share!

Acerca de InterConectados

Investigador y docente en el área de la movilización de conocimiento entre la universidad y la sociedad. Interacciones individuo-universidad-sociedad como sistema complejo.
Esta entrada fue publicada en Publicaciones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *