La cualidad de ser del perímetro… o la ventaja de estar montado a caballo entre diferentes culturas

Mi amiga Janet Kelly, cuya desaparición todavía lamentamos, en su prologo al libro “Éxito gerencial y cultura: retos y oportunidades en Venezuela” de Elena Granell de Aldaz con David Garaway y Claudia Malpica (Ediciones IESA, 1997), recordó: “La literatura está llena de ejemplos de “extranjeros” que logran una visión particularmente aguda de la sociedad. Tocqueville es sólo un ejemplo de una larga tradición que incluye desde “El Inca” Garcilaso de la Vega, hasta Marshall McLuhan. Thorstein Veblen, otro “extranjero” cuyo análisis de la cultura norteamericana hace cien años todavía se lee con provecho, escribió que ser del perímetro -la cualidad de no estar completamente dentro ni del todo fuera de un sistema- agudiza la inteligencia y confiere la posibilidad de ver la cultura como no la puede percibir ninguno de sus integrantes.”
De que las diferencias culturales existen, y de que afectan los interacciones entre partes, dan fe la cantidad de cursos dedicados al tema de las culturas nacionales y organizacionales en las escuelas de negocios del mundo, o los libros destinados a ilustrar estas diferencias para turistas o empresarios. Y sin embargo, el fenómeno no se observa exclusivamente en las interacciones entre personas, también podemos ver sus consecuencias cuando miembros de una cultura interactúan con objetos o mercancías provenientes de otras culturas. Era frecuente en el pasado reciente hacer referencia a los problemas de transferencia de tecnologías en relación a este aspecto, y sin embargo… es poco lo que hemos estudiado el fenómeno del impacto de internet en las diferentes culturas. Y en relación las tecnologías digitales y su utilización en salud, negocios, educación y demás todos somos un poco “extranjeros”
Surgiendo desde la cultura anglo-parlante, la internet tiene un impacto social indudable, pero está por estudiarse cómo es asimilada internet, y cómo se va a expresar el nuevo tecno-mestizo que surja del encuentro del objeto con el ser humano en una cultura determinada. Por ahora, creemos contar con elementos que parecieran sugerir que a los latinoamericanos nos cuesta lograr la “cultura colaborativa” requerida para lograr las máximas ventajas de internet
Una buena introducción al tema, para ayudar a los que no están acostumbrados a ver esta variable cultural en sus estudios, nos la brinda  un artículo reciente sobre los problemas de gerencia que se presentan en proyectos realizados con personas de diferentes culturas, allí, al analizar proyectos exitosos y fallidos debido a diferencias culturales en los equipos participantes, seis profesores de cuatro países diferentes generan una revisión de la literatura mas conocida sobre las diferentes expresiones culturales y su impacto en la gestión de proyectos.
Al invitarlos a leer el artículo en cuestión me pregunto si luego de leerlo pueden asignar características especificas a la cultura latinoamericana y especular sobre el impacto que las mismas tendrían en una trasferencia tecnológica que permitiese facilitar la movilización de conocimientos en nuestra parte del mundo. Los invito a subir sus conclusiones bajo la forma de comentarios a esta nota.

Acerca de InterConectados

Investigador y docente en el área de la movilización de conocimiento entre la universidad y la sociedad. Interacciones individuo-universidad-sociedad como sistema complejo.
Esta entrada fue publicada en Publicaciones. Guarda el enlace permanente.

Deja tu comentario