Emprender no es fácil… y en Venezuela parece pecado por Henkel García

Tomado de http://runrun.es/economia/43027/emprender-no-es-facil-y-en-venezuela-parece-pecado-por-henkel-garcia.html

8 May 2012

En menos de 2 años me ha tocado iniciar par de empresas, cosa que emociona y satisface, pero que a la vez ha consumido grandes cantidades de horas de esfuerzo y dedicación, además de realizar múltiples sacrificios. Lo grandioso está en el momento en que te das cuenta de que estás seguro de lo que quieres, momento en el que te llenas de esa energía que te permitirá pasar con éxito esas 1eras etapas que son muy duras, no en vano80% de las iniciativas de emprendimiento se quedan en el camino.

En Venezuela el camino es más tortuoso ya que desde el punto de vista ideológico el empresario es percibido como un enemigo de la sociedad, cuando, a mi parecer, esto no es así. Tanto el empresario como el empleado cumplen roles fundamentales en la nuestra sociedad y el desarrollo armonioso de esta relación hace una diferencia económica importante. El empresario busca riesgo y trabaja en la innovación, y el empleado coloca esfuerzo en un ambiente de remuneración estable. Lo bonito es que somos totalmente libres de escoger uno u otro rol. Lamentablemente el gobierno actual pone innumerables trabas a los empresarios y poco ha hecho para fomentar esa relación armoniosa de las que les hablo. Sin duda algo que debemos cambiar en el futuro cercano.

Venezuela es una tierra de oportunidades, y a pesar del ambiente hostil que hoy tienen los emprendedores, me parece que es una opción fenomenal para aquellos que estén animados a hacerlo. Para todos aquellos que tienen en mente montar su empresa, les dejo a continuación 5 ideas que todo emprendedor debe tener en mente:

•  La misión número 1 del empresario es sobrevivir. No importa las circunstancias, el ambiente político, económico o social, las empresas deben tener como objetivo principal sobrevivir las adversidades. Claro, esto debe alcanzarse siguiendo las leyes de cada país, y de acuerdo al marco moral y ético de cada empresario. Muchas veces el fin no justifica los medios.

•  Las ganancias no llegarán tan rápido como piensas. Y esto me ha pasado en ambas iniciativas. Después de colocar parte de tu patrimonio y entregar horas y horas de tu vida a la nueva empresa, mentalmente quieres recuperar todo lo invertido lo más rápido posible, esto lamentablemente no es así. El posicionamiento de tu producto o servicio llevará un tiempo, pero una vez que empieces a ganar tus 1eros clientes la compañía empezará a tomar un ritmo de crecimiento orgánico. No te desanimes. Si lo haces bien, las ganancias llegarán…

•  Tendrás una dura batalla de tus competidores. Tanto los que ya están establecidos como los que vendrán, te ofrecerán bastante resistencia. Los que estaban inicialmente no querrán perder su cuota de mercado, y los nuevos competirán contigo para ganar la suya. Así que el consejo es ser creativos y siempre estar enfocado en tus clientes y sus necesidades.

•  Vas a trabajar más duro que nunca. Debes estar preparado para dedicarle mucho tiempo y esfuerzo a ese nuevo “bebé” que estás trayendo al mundo. El mantener una empresa en funcionamiento requiere de muchas horas de trabajo, gran diversidad de aspectos que deben enfrentarse, múltiples problemas que parecieran surgir de la nada, ganas de satisfacer a los nuevos clientes, etc. Estos son sólo unos cuantos puntos que aparecen al comenzar cualquier empresa y muchas veces el personal con el cual contamos es muy reducido, si es que contamos con alguno. La buena noticia es que la satisfacción de ver tu empresa crecer día a día te anima a seguir el trabajo duro.

•  No puedes complacer a todos. Cuando abres tu empresa seguramente pensarás que tu producto tiene que ser aceptado y querido por todos, bueno, eso no va a ser así. Como todo en la vida habrá muchas personas que les será útil y otras tantas que no. Esto no debe desmotivarte, sino más bien animarte a conseguir nuevos clientes a quienes si les agrade y también que necesiten el producto o servicio que estás ofreciendo.

Emprender no es para nada fácil. Eso se los aseguro. Como todo en la vida hay empresarios que se alejan del buen comportamiento, pero la gran mayoría de los 400.000 empresarios que hay en Venezuela (y los que están por venir) son personas honestas, que trabajan también muy duro y que podrían aportar mucho más valor económico al país si tuviesen un ambiente político y un marco legal y regulatorio que no fuese tan hostil.Ser empresario no es un pecado

Henkel García

Analista e Instructor en Finanzas.

Presidente de Visión de Inversión

Director de @Econometrica IE C.A.

Maestría Administración, mención en Finanzas UNIMET

@HenkelGarcia

Acerca de InterConectados

Investigador y docente en el área de la movilización de conocimiento entre la universidad y la sociedad. Interacciones individuo-universidad-sociedad como sistema complejo.
Esta entrada fue publicada en Publicaciones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *