CAMEL: Herramientas Informáticas para La Colaboración: Aprendiendo a Colaborar en Línea

Como parte de las tareas del CAMEL (Curso de aprendizaje masivo en línea) Herramientas informáticas para la colaboración, dictado por la fundación InterConectados y donde participamos docentes universitarios de distintas  Casas de Estudio de distintos sitios de Venezuela, se nos propone comentar para el gran público acerca de la incidencia de este curso en nuestras competencias profesionales para la colaboración en línea.

Entiendo la tarea como una posibilidad de reflexión sobre el aprendizaje obtenido y de compartirla con personas que no han vivido la experiencia y adicionalmente, no son expertos en el tema.

En primer término es necesario indicar la gama de herramientas informáticas que se utilizaron en el curso: para la búsqueda de información, su organización y su difusión. En un corto tiempo los participantes utilizamos estas herramientas para obtener un primer producto individual (video en youtube) acerca de un tema de nuestro interés particular. Es necesario indicar este aspecto ya que el manejo de estas herramientas es la base para la segunda fase del curso donde se dio efectivamente la colaboración entre los equipos que se conformaron.Al comparar la colaboración que se dio en este curso con la que había tenido en mi experiencia profesional encuentro que en poco tiempo se dieron altos niveles de colaboración, utilizando herramientas que desconocía en mis experiencias previas.

Debo señalar que por mi trabajo como profesor en la modalidad de educación a distancia tengo experiencia en la colaboración en línea. Sin embargo, en este CAMEL tuve la oportunidad de utilizar herramientas como el Skype, HangOut y Google Drive que facilitaron tanto la comunicación  como la realización de actividades, con la participación sincrónica de todos los miembros del grupo. Para ilustrar, en Google Drive montamos una presentación sincrónicamente, estableciendo acuerdos sobre el contenido, el tipo y tamaño de letra, los colores e ilustraciones a utilizar, con la participación de todos los miembros (cinco) del equipo de trabajo.

Es importante también señalar que hubo reuniones de trabajo que permitieron conocerse entre sí, en términos de fortalezas y debilidades con respecto a la tarea a realizar, así como de las percepciones que tenía cada participante con respecto a la temática a desarrollar y cómo abordarla.

Tuvimos oportunidad también de aprender y enseñar conocimientos acerca de las herramientas que manejamos y de los contenidos que desarrollamos, ya que había compañeros con mayor destreza o conocimientos en uno u otro caso. Es decir el liderazgo se distribuyó de acuerdo con la situación específica y las competencias de los participantes.

En síntesis puedo afirmar que el equipo del cual formé parte colaboró en línea, adquirió los conocimientos y las destrezas requeridos para el manejo de las herramientas propuestas y también, comenzó a desarrollar conductas y actitudes para la colaboración. Aunque en este sentido, el camino por recorrer es largo porque se trata de un aprendizaje complejo que toca diversas aristas.

De acuerdo con la experiencia vivida en estos dos CAMEL (he tomado el curso en dos ocasiones), con respecto al impacto que a futuro esto podría tener en el empoderamiento del ciudadano en las comunidades estimo lo siguiente:

  • Las herramientas que se utilizan en este curso y las conductas de colaboración que en él se propician y desarrollan pueden ser manejadas las herramientas y exhibidas las conductas por personas alfabetizadas tecnológicamente, es decir, que tengan un manejo de Internet para comunicarse y buscar información. Si se cuenta con poblaciones con esta característica, entonces el curso resultará eficiente para contribuir al empoderamiento de los ciudadanos. En caso contrario habría primero que proceder a impartir dicha alfabetización.
  • El CAMEL resultaría excelente para conformar grupos de contacto entre las Universidades, docentes de otros niveles educativos, profesionales de la salud y gerentes públicos de modo de conformar equipos interdisciplinarios orientados a solucionar problemas en las comunidades. El CAMEL les proporciona una serie de destrezas compartidas (las herramientas informáticas) y propicia un modo de comportarse (conductas colaborativas). En él último punto es necesario profundizar en el cómo promover estas conductas en nuestra cultura latinoamericana.

En todo caso, el CAMEL constituye una experiencia de formación muy valiosa para docentes universitarios e investigadores y podría convertirse en una herramienta útil para promover el intercambio entre estos y otros grupos sociales.

 

Esta entrada fue publicada en #CAMEL2, Publicaciones. Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a CAMEL: Herramientas Informáticas para La Colaboración: Aprendiendo a Colaborar en Línea

  1. Luís Alfonzo Utrera dijo:

    Reciban cordiales saludos. Nos parece muy interesante CAMEL. Estamos interesados en tomar la capacitación: ¿cómo lograr la participación en el proceso de enseñanza – aprendizaje?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *