Publicaciones

Alinear conceptos: clave para los equipos interdisciplinarios

Se entiende por concepto “las unidades más básicas de toda forma de conocimiento humano”; construcciones o autoproyecciones mentales, por medio de las cuales comprendemos las experiencias. Estas construcciones surgen por medio de la integración en clases o categorías, que agrupan nuestros nuevos conocimientos y nuestras nuevas experiencias con los conocimientos y experiencias almacenados en la memoria. Se considera una unidad cognitiva de significado; un contenido mental que a veces se define como una “unidad de conocimiento”.

También llamados modelos mentales: “Un modelo mental es un mecanismo del pensamiento mediante el cual un ser humano, u otro animal, intenta explicar cómo funciona el mundo real. Es un tipo de símbolo interno o representación de la realidad externa, hipotética, que juega un papel importante en la cognición; o imágenes mentales: “Las imágenes que la persona no percibe sino que vive interiormente son denominadas imágenes mentales”. Lo cierto es que “El cerebro tiende a clasificar todo lo que percibimos en los «archivos» que ya tiene abiertos, pero puede verse necesitado a abrir otros nuevos porque, de otro modo, podríamos no ver lo que no nos encaja. Debemos pues hacer todos un esfuerzo y reconocer que la imagen del mundo real se forma con las aportaciones de todas las visiones parciales. Nuestra percepción podría llegar a ser —y es mucho— la más aproximada a la realidad, pero siempre sería incompleta. Centrándonos en nuestras organizaciones, no parece caber duda de que el progreso de las mismas pasa, entre otras cosas, por la mejora y sintonía de los modelos mentales de sus personas”. (fragmento de los modelos mentales de Jorge Capella Riera, 2006)

Es en este marco que debemos entender el porqué es clave alinear visiones en proyectos de investigación interdisciplinaria realizados en forma colaborativa. Desde el caso donde diferentes investigadores, formados en diferentes disciplinas nombran de igual forma conceptos diferentes, hasta lo contrario, que un grupo de investigadores perciban en forma diferente el mismo concepto que observan y analizan. Precisamente este punto es tratado en un artículo reciente del blog de estudios de integración e implementación de conocimientos. La solución según estos autores marcha en el mismo sentido que nuestro empeño por producir mapas conceptuales a nivel individual que luego deberán ser integrados por el equipo de trabajo, ya que: “Una manera eficiente de eliminar diferencias en modelos mentales de sistemas complejos es el diseñar modelos del sistema (diagramáticos, matemáticos y otras mecanismos formales). Ya que este proceso lleva a especificaciones de como el sistema trabaja, y la rigurosidad de este proceso de diseño saca a la luz los modelos mentales de los participantes… El proceso de describir los elementos importantes de un sistema en detalle y como ellos interactúan promueve la discusión sobre las diferentes formas de entender el sistema”.

En el trascurso del #CAMEL3 que desarrollamos en la Fundación InterConectados tratamos de ir resolviendo este problema de alinear conceptos como parte del proceso del curso. Sus comentarios son bienvenidos.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.